Eres una ciruela

Si te preguntan quién eres y qué quieres, seguramente no serás capaz de decir ni ciruela. Cuando pase eso, prueba de decir lo que no eres y lo que no quieres, verás como te resulta un poco más fácil. Porque, casi siempre, el primer paso para saber quién eres y qué quieres, es tener claro esto: lo que NO eres y lo que no quieres.

Las identidades no necesariamente deben expresarse con afirmaciones, también pueden expresarse con negaciones. Y, muchas veces, las personas nos definimos más y mejor cuando decimos NO, que no cuando decimos SÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada