Receta de té Matchá

Hoy he empezado el set de degustación de té Matcha que me regaló el amigo Dospoals. Para los que no lo saben, el té Matcha es el mejor té verde japonés que hay, se trata del té en polvo (tal lo habéis visto en las pelis de Karate Kid) que se utiliza para la ceremonia japonesa del té.

La caja llevaba muchas cosas, pero hoy concretamente he utilizadas las siguientes para hacerme la sobremesa: el té Matcha para infusión (también hay para cocinar), el Chasen (o batidor de bambú) y un par de Sembei (galleta típica japonesa, una especie de barquillo fabricada con Matcha).




Esta vez he seguido las instrucciones que venían en la caja para preparar el Matcha. Y si he dicho "esta vez" es para que la próxima vez no pienso hacer caso, ya que creo que, por lo que he podido leer y ver en las pelis, creo que se han equivocado.

El proceso ha sido el siguiente:


1) He puesto dos dedos de agua natural en una taza de té japonesa y he añadido una cucharadita de té en polvo.




2) Después, he añadido agua muy caliente hasta que he ompit la taza y lo he mezclado enérgicamente con el Chasen.




Y me ha quedado algo así:





¿Por qué creo que se han equivocado? Porque no tiene ningún sentido poner dos dedos de agua natural en la taza, meter el té y luego añadir agua caliente sin haber hecho absolutamente nada. Se supone que después se ha de batir hasta obtener espuma, pero esto no ha ocurrido.




Pienso que la utilidad de poner dos dedos de agua en la taza con la cucharadita de té es batirlo a continuación (de esta manera sí se puede batir hasta obtener espuma, porque resta espacio a la taza) y luego añadir el agua caliente hasta llenar la taza. ¿Qué opinas? Al fin y al cabo, así es también como se prepara el Cola Cao o cualquier polvo que luego se tenga que batir, no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada